Quiereme bien
Asesoría online
Escucha lo que te dicen

Programa para el buen trato en parejas jóvenes

07

sep 2018

Este es el segundo manifiesto que nos leyeron ayer.

Nosotros, desde la Federación de APAS de La Rioja, entendemos que la prevención es fundamental que desde los centros educativos se aborde una formación integral para hacer frente a cualquier señal de violencia sexista tanto que pueda sufrir una alumna por parte de su pareja como los niños en el ámbito familiar.
Pero no nos conformamos sólo con reclamar a la Administración educativa mayor prevención e intervención desde los centros educativos sino que aportamos nuestro granito de arena implicándonos en el desarrollo de acciones formativas transversales que incidan en el abandono de un enfoque individualista, para lograr dejar de verlo como casos aislados que afectan a otros y otras.
También aspiramos a que las familias se informen y formen parte de esta lucha. Tenemos claro que la familia, cualquier familia, es el núcleo en el que nacen los derechos y obligaciones de cada miembro, el bienestar y la integración, donde se vive -o no- la equidad y la igualdad entre sus integrantes. La familia es el recinto en el que se aprenden los conceptos sobre la paz o sobre la violencia de manera vivencial; en este entorno surgen los primeros significados sobre amor, solidaridad, empatía, democracia, respeto hacia uno mismo y hacia los demás, valores que serán trasladados más tarde a diferentes contextos de la sociedad.
Por ejemplo, en nuestra Escuela de Padres y Madres (que desarrollamos en los centros escolares de la ciudad gracias a la aportación económica del área de Familia e Igualdad de Oportunidades del Ayuntamiento de Logroño) buscamos una actuación contra uno de los desafíos más apremiantes que tiene nuestra sociedad aprendiendo a detectarla desde sus primeros síntomas y en sus distintas manifestaciones.
Porque resulta que esos hombres que hoy son machistas (aun sin saberlo ellos, lo cual es peor), incluso los maltratadores, un día fueron niños. Y, seguramente, ni sus padres ni sus madres -ni nadie de su entorno- pensó que después llegarían a convertirse en hombres violentos, abusadores, asesinos… Y es que cuando somos madres y padres pensamos en proteger a nuestras niñas, pero pocos pensamos que nuestros niños pueden convertirse algún día en esos hombres.
Creemos que el maltrato machista es una lacra que a nos humilla a toda la sociedad y, desde esta perspectiva, deseamos que nuestra humilde aportación a través del aprendizaje familiar (desde Infantil hasta Bachillerato) logre un cambio social en las relaciones entre las mujeres y los hombres, facilitando alternativas basadas en el respeto mutuo, la negociación y la solución pacífica de los conflictos.
Mientras como padres y madres no logremos formar bien a nuestros hijos e hijas sobre las distintas maneras de comunicarnos entre los humanos, aceptando la diversidad, aceptando lo que cada género tiene como positivo y aceptando la complementariedad, no vamos a poder lograr los cambios que necesitamos. Y por todo ello seguimos luchando desde la Federación de APAS de La Rioja.

Please select the social network you want to share this page with:

We like you too :)

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Donec tincidunt dapibus dui, necimas condimentum ante auctor vitae. Praesent id magna eget libero consequat mollis.

Post similares
No hay comentarios

Deja un comentario