Quiereme bien
Asesoría online
Escucha lo que te dicen

Programa para el buen trato en parejas jóvenes

06

jun 2015

Os enviamos el manifiesto que leyó la Asociación de Autoescuelas de la Rioja (ARAE)

Muchas gracias por vuestro apoyo.

Formación y Mujer

La violencia contra las mujeres parece lamentablemente un proceso normalizado (por su repetividad) e invisible (por realizarse fundamentalmente en el seno de los hogares). Tiene lugar en todo el mundo y en los diferentes ámbitos de la vida personal y social. Tiene repercusiones graves sobre la salud y autoestima de las personas que son objeto de la misma. Para amortiguarlo es imprescindible proporcionar tiempo para las consultas, reconocimiento y apoyo para el trabajo comunitario, la coordinación de servicios de ayuda local o regional, y favorecer la participación profesional y de la población.

 

Los hombres deben asumir el objetivo de erradicar esta lacra social, ya que el maltrato no es un problema de algunas mujeres, sino que es un problema de todos. Es responsabilidad de la ciudadanía y de las instituciones, ofrecer la mayor de las probabilidades para vivir una vida sin violencia. Con violencia no hay progreso.

La formación en cualquiera de sus campos, ya sea académico o profesional, es un eje principal del currículo de cualquier persona.  Su importancia radica en que se convierte en un instrumento idóneo para compartir la forma de entender la sociedad actual en la que vivimos. La formación nos ofrece un modelo de estilos de influencia personal y nos enseña a aplicarlos en diferentes situaciones, tanto en la vida profesional como dentro de la personal. A mayor formación suele ir ligada una menor violencia, y puede ser este un camino.

Nuestra experiencia en el ámbito académico y social, nos hace ser especialistas en la formación para ayudar a obtener un permiso de conducir a colectivos muy variados. De ahí la propuesta del Ayuntamiento de Logroño y nuestra intervención, al intentar que un grupo de mujeres aumente sus posibilidades de inserción laboral mediante la obtención del carné de conducir. Pocos sabemos que en realidad los conductores masculinos nos incorporamos más tarde que las mujeres al mundo del volante, dado que fue la Sra. Bertha Benz,  a principios del siglo XIX (1888) la primera persona en hacer un trayecto largo de automóvil sin el conocimiento de su marido. Gracias a este viaje de 104 km, su marido pudo añadir mejoras al prototipo del automóvil que estaba diseñando, y demostró el éxito de su invento. También fue una mujer, la Sra. Florence Lawrence, la que inventó las luces de intermitente y de freno. Una prueba más de la capacidad de la mujer para trabajar, innovar y lograr objetivos. Objetivo que en vuestro caso ha sido la obtención del permiso B. Lo que cuesta esfuerzo vale la pena y lo que vale la pena, cuesta generalmente esfuerzo. Hemos intentado mientras estuvieron en nuestras aulas trabajar desde sus posibilidades, sus recursos y sus capacidades, para que  con nuestra capacidad y nuestros recursos lograran este objetivo. Felicitamos a las que lo consiguieron y animamos a las que se quedaron en el camino, para que no dejen a un lado lo logrado hasta ahora. Al volante de un automóvil todos somos iguales, como iguales somos todos los seres humanos en nuestros derechos y obligaciones.

Del respeto y del derecho a la vida e integridad de las mujeres, no resta sino decir que debiera ser un tema sobradamente superado.

 

 

 

Please select the social network you want to share this page with:

We like you too :)

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Donec tincidunt dapibus dui, necimas condimentum ante auctor vitae. Praesent id magna eget libero consequat mollis.

Post similares
No hay comentarios

Deja un comentario