Quiereme bien
Asesoría online
Eventos a los que no puedes faltar

Programa para el buen trato en parejas jóvenes

04

jun 2014

Concentración Ciudadana

Post de / en Eventos a los que no puedes faltar / No hay comentarios

WP_20140904_004Muchas gracias a todas las personas que nos habéis acompañado esta mañana en la concentración que por motivo de la vuelta ciclista hemos trasladado a la sala de usos múltiples.

En especial muchas gracias a Susana de “Miradas al Mundo” y a Pilar y Charo de “Oxfam Intermón” y por sus manifiestos.

Para todas aquellas personas que os hubiera gustado escucharlas pero no habéis podido acudir colgaremos los manifiestos en el blog.

Aquí tienes el manifiesto de “Miradas al Mundo”

Buenos días a todas y a todos:

Nos concentramos un mes más en esta plaza para hacer pública nuestra denuncia más explícita contra la violencia de género, para alzar nuestra voz y nuestra presencia, para condenar los asesinatos, para rechazar los abusos, el maltrato, las vejaciones y cualquier otro gesto de discriminación hacia las mujeres de nuestra ciudad, de nuestro país.  

Quiero hoy además, dirigir esta condena y vuestra atención hacia otros mundos, lejanos geográficamente, con otros paisajes y culturas, pero con mujeres muy parecidas a nosotras. 

Me llamo Susana y pertenezco a la ONG MIRADAS AL MUNDO. Esta ONG, responde en su misma denominación a un propósito: no mirar para otro lado. Es importante y necesario que cotidianamente tengamos preocupación por lo que pasa a nuestro lado, y que salgamos como hoy a la calle a denunciar y rechazar situaciones de injusticia, pero sería completamente injusto y egocentrista por nuestra parte no dedicar también la atención hacia otros rincones de nuestro mundo donde las injusticias son, si cabe, mucho más tremendas.  Si en nuestro mundo podemos denunciar la violación de los derechos de las mujeres, es precisamente porque tenemos derechos y un estado de derecho que nos ampara. Pero hay millones de mujeres en el mundo que no están amparadas por ningún derecho. Y no pueden reivindicarlos, sencilla y lamentablemente porque no disponen de ellos, porque ni si quiera son conscientes de los derechos que tienen como personas, como seres humanos. Millones de mujeres que son sometidas por sus familias y sus maridos, que son obligadas a ser esclavas sexuales dede la infancia, mujeres o niñas obligadas a establecer matrimonios forzados, mujeres, explotadas, violadas, asesinadas…

Me gustaría que todos y todas las presentes hoy en este acto dirijamos también la mirada y la solidaridad hacia estas mujeres.

Quiero presentaros en este acto a las mujeres de Dembanje, una aldea de Guinea Bissau.

Recuerdo especialmente la primera vez que fui a la aldea, hace más de 10 años: Satu acababa de dar a luz a su cuarto hijo. Al día siguiente, y como
cada día de su vida desde que era pequeña, acarreó de nuevo fardos de leña y bidones de agua, trabajó el campo, hizo la comida, cuidó a los niños, lavó la ropa en el río, molió la harina, atendió a su marido… Sin parar de sol a sol…

Nunca fue al colegio, desde bien pequeña aprendió a cuidar de sus hermanos pequeños e incluso atender a los hermanos mayores. Es la historia que perdura desde hace siglos y parece que no cambia…

Estas mujeres nos han demostrado que pueden y quieren cambiar su situación y su fuerza y tesón han conseguido sacar adelante cada proyecto que apoyado por Miradas al Mundo se proponían. Años de trabajo y sensibilización comunitario en las aldeas han permitido que hoy Satu tenga un pozo en la aldea para no tener que enviar a sus hijas a por agua y puedan asistir a la escuela, de que forme parte de una cooperativa agrícola de mujeres gestionadas por ellas. Que junto con otras mujeres sean capaces de tomar decisiones, y que en el comité de la aldea su voz, sea escuchada, valorada y respetada. Que pueda aprender a leer y escribir. Que reivindiquen su papel y que transformen también su realidad familiar en adecuados términos de justicia, igualdad y equidad. Satu y las mujeres de la aldea han adquirido el concepto de lo que significan los derechos, sus derechos, y por tanto han adquirido autovaloración, confianza, autoestima y seguridad en sí mismas. Y esto es un camino que se inicia y no para.

En Miradas al Mundo no queremos mirar hacia otro lado ante las situaciones injustas contra las mujeres, ni las de allá ni las de aquí. Y por eso, con todo el respeto a las mujeres que sufren en nuestra ciudad la violencia y la discriminación, con toda la fuerza con la que debemos levantar nuestra voz ciudadana y la de nuestros vecinos y vecinas, con todo el esfuerzo en la educación que debemos dar a nuestras hijas e hijos para que no sigan viviendo en desigualdad, con el pronunciamiento claro y sin fisuras de nuestros representantes públicos, con la participación de tantos profesionales de ayuda, con todo ello, y con la misma fuerza y empeño, os pedimos que recordéis, que la desigualdad y la injusticia no tiene fronteras, y que el sufrimiento de mujeres de otros mundos es también nuestro sufrimiento, y que nuestra repulsa y los actos de denuncia como los de hoy aquí, deben también dirigirse y escucharse para las mujeres de otros mundos, para las mujeres de nuestro mundo.

Por favor, no miréis hacia otro lado.

Muchas gracias.   

Please select the social network you want to share this page with:

We like you too :)

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Donec tincidunt dapibus dui, necimas condimentum ante auctor vitae. Praesent id magna eget libero consequat mollis.

Post similares
No hay comentarios

Deja un comentario