Quiereme bien
Asesoría online
Escucha lo que te dicen

Programa para el buen trato en parejas jóvenes

03

may 2019

Este es el manifiesto de la Mesa de la Convivencia del Ayuntamiento de Logroño.

Buenos días.

Una vez más, como cada primer jueves de mes, logroñesas y logroñeses nos unimos en un nuevo acto de repulsa y condena a la violencia de género. En esta ocasión, está presente la Mesa por la Convivencia, formada por más de cuarenta entidades, asociaciones, y organizaciones que valoramos la diversidad cultural que existe en nuestra ciudad.

Trabajamos conjuntamente con las instituciones para que Logroño sea un modelo de interculturalidad; una ciudad de respeto, de tolerancia y de convivencia. Nuestro objetivo es que cada vecino se sienta identificado y orgulloso con su ciudad, haya nacido aquí o en cualquier parte del mundo, independientemente de su cultura, sus creencias o su lengua. Una ciudad que se enriquezca con la pertenencia y las aportaciones de las personas que la vivimos y habitamos.

La violencia contra las mujeres es una de las más degradantes violaciones de los Derechos Humanos y, desgraciadamente, continúa presente aquí en nuestras ciudades y en nuestros días.

Algunos rumores vinculan falsamente el aumento de la violencia de género con la inmigración. Lo cierto es que la desigualdad y la violencia contra la mujer son fenómenos globales que desgraciadamente se reproducen en todo el mundo y tienen múltiples dimensiones: culturales, sociales, económicas, religiosas y políticas.
El machismo existe en mayor o menor medida en todas las culturas. La violencia de género es una consecuencia de la estructura social desigual entre hombres y mujeres. Se combate con medidas de igualdad social, educativa, legal… pero nunca culpabilizando a un determinado origen o cultura como responsable.

Las mujeres inmigrantes sufren, en muchas ocasiones, una doble discriminación: por ser mujeres y por ser inmigrantes, lo que ocasiona una situación de mayor vulnerabilidad. La violencia ejercida en la población femenina inmigrante no tiene características diferentes a la ejercida contra la población femenina autóctona. En este sentido, los integrantes de la Mesa por la Convivencia rechazamos de manera tajante, cualquier tipo de violencia contra la mujer, independientemente del origen de las personas.

El machismo no distingue entre estados, culturas y fronteras. Por desgracia, la violencia de género no conoce clase social, nacionalidad, procedencia, ni fenotipo. Es una lacra que se da en toda sociedad basada en un modelo patriarcal.

Como representantes de la diversidad intercultural en Logroño creemos que la clave no es señalar a un determinado grupo social, sino constatar que es necesario profundizar aún más en los esfuerzos y en las estrategias en pro de la igualdad de mujeres y hombres de forma global y conjunta.

Hoy, en nombre de todos y todas, desde la Mesa por la Convivencia, decimos NO a la violencia de género. NO a un comportamiento intolerable que nos avergüenza y repugna a todos. NO a un trato que denigra la dignidad de las mujeres. NO a la estigmatización de otras culturas y personas inmigrantes como causantes. NO a más sufrimiento a causa de este drama.

Muchas gracias.

Please select the social network you want to share this page with:

We like you too :)

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Donec tincidunt dapibus dui, necimas condimentum ante auctor vitae. Praesent id magna eget libero consequat mollis.

Post similares
No hay comentarios

Deja un comentario