Quiereme bien
Asesoría online
Escucha lo que te dicen

Programa para el buen trato en parejas jóvenes

04

abr 2019

Este es el manifiesto que nos ha leído esta mañana el sindicato “CSIF La Rioja”.

Queremos aprovechar la ocasión para denunciar las situaciones de discriminación, abuso y violencia que sufren las mujeres de todo el mundo y levantar la voz en favor de la Igualdad.

La semana pasada nos enteremos por la prensa, de una agresión sexual en Logroño, más concretamente durante las fiestas de Peritos en la Universidad de La Rioja.

Es frecuente que se abran telediarios con noticias de actos de violencia contra la mujer en el ámbito familiar, mujeres que mueren a manos de sus parejas, que reciben palizas, porque se quieren separar, porque han llegado tarde, porque son amables con un compañero…

Queremos poner de manifiesto nuestra profunda repulsa y condena a todos los actos de violencia contra la mujer y nuestra solidaridad con las víctimas. No podemos consentir que ninguna mujer sufra actos que socaven su dignidad y su integridad.

Tampoco podemos consentir vivir con miedo, no sentirnos seguras cuando salimos de casa solas, no poder disfrutar de las fiestas como nuestros compañeros, andar mirando qué ropa que nos ponemos… ¿Qué tipo de igualdad es esa? De camino a casa, queremos ser libres, no valientes.

Libertad para divertirnos, para elegir libremente lo que queremos hacer con nuestra vida, para trabajar sin sentirnos culpables ni discriminadas por ser mujeres…

Y es que tenemos que seguir avanzando en igualdad: pese a que en la sociedad se ha despertado un movimiento imparable de hombres y mujeres que la piden con fuerza cada 8 de marzo, son muchos los déficits e incumplimientos por parte de las diferentes administraciones en las políticas de corresponsabilidad y conciliación familiar; eliminación de la brecha salarial; promoción de la Igualdad efectiva y lucha contra la violencia de género.

Es necesario imponer medidas de corresponsabilidad familiar para acabar con los factores sociales y culturales que perpetúan un modelo tradicional y discriminatorio en la asunción de roles y responsabilidades entre hombres y mujeres: un primer paso es igualar por completo el permiso de paternidad al de maternidad, con permisos intransferibles, actualmente previsto para 2021. Nos queda mucho por avanzar, ya que es difícil llegar al ámbito privado.

Todavía las mujeres tenemos muy complicado acceder al mercado laboral y sufrimos los efectos de la brecha salarial (2019):

En España, una mujer gana 5.793 euros menos al año, de media, que un hombre, por el mismo trabajo.
Solo 3 de cada diez empresas españolas tienen a una mujer directiva.
Las mujeres ocupan mayoritariamente los empleos de menor cualificación y por tanto, tienen salarios más bajos.
La mayoría de los contratos formalizados por mujeres son temporales. En 2017 sólo un 9,33 % de la contratación femenina fue indefinida. (SEPE, 2018)
Sólo un 5 % de los trabajadores que acortan su jornada para atender a dependientes son hombres (INE 2017)
Hay que concienciar a la sociedad que los colectivos más vulnerables: los niños, los ancianos y personas con discapacidad, no son sólo responsabilidad de la mujer, sino de toda la sociedad…

Medidas como la racionalización de los horarios con horarios flexibles y productivos permitirá que más personas puedan conciliar.

El cambio de la cultura de la presencialidad a la cultura del trabajo por objetivos, ya que más tiempo no es sinónimo de ser más eficiente. Reparto equitativo de los turnos de trabajo, para que los turnos menos atractivos no sean realizados siempre por las mismas personas y sean mejor remunerados.

La implantación del teletrabajo como complemento de la jornada presencial, también es una medida demandada por un alto porcentaje de trabajadores.

Otras medidas para evitar la discriminación de las mujeres y de la maternidad son las sanciones ejemplares para las empresas que discriminen a mujeres embarazadas: todavía hay empresas donde no se contrata mujeres porque se embarazan o se cogen reducción de jornada. No es de extrañar, que muchas mujeres tengan miedo de comunicar su embarazo.

Es necesario concienciar a las empresas y administraciones públicas de la necesidad de implantar planes de Igualdad, para alcanzar la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres y eliminar la discriminación por razón de sexo.

Planes de igualdadcon medidas concretas sobre acceso al empleo; clasificación profesional; promoción y formación; retribuciones; ordenación del tiempo de trabajo para favorecer, en términos de igualdad entre mujeres y hombres, la conciliación laboral, personal y familiar y, prevención del acoso sexual y del acoso por razón de sexo.

Además, las administraciones públicas deben mejorar los servicios públicos creando plazas públicas en guarderías, ludotecas, residencias y centros de atención de personas dependientes.

Y sobre todos estos puntos descansa la lucha contra todas las formas de violencia de género: las faltas de respeto y comentarios sexistas, el acoso laboral, el acoso sexual, el maltrato psicológico y el maltrato físico. BASTA YA!

Es responsabilidad de la sociedad seguir trabajando por la igualdad y exigir a los poderes públicos el establecimiento de medidas para la promoción de una igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres.

AVANCEMOS EN IGUALDAD

Please select the social network you want to share this page with:

We like you too :)

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Donec tincidunt dapibus dui, necimas condimentum ante auctor vitae. Praesent id magna eget libero consequat mollis.

Post similares
No hay comentarios

Deja un comentario